Aventurarse a lo desconocido es algo que puede resultar muy emocionante para muchos, pero esto no es recomendado en absoluto si hablamos de cuestiones inmobiliarias. Claro, la compraventa de una vivienda es un evento trascendental para todas las personas, pero no es tan sencillo y fácil como parece. Mucho papeleo y decenas de factores a tener en cuenta pueden arruinar la más hermosa ilusión y convertirla en una pesadilla que no se desvanece fácilmente. Por lo tanto, la ayuda de un profesional (en este caso, un asesor inmobiliario) es más que necesaria cuando queremos incursionar en cualquier cosa referente a este mercado tan volátil, voraz y rentable.

Dicho esto, en el post que he preparado hoy tocaremos ciertos aspectos que harán que tanto tú como yo sepamos de primera mano cuáles son las funciones de un asesor inmobiliario.

Participar de forma activa en el sector inmobiliario es una profesión que requiere de mucho conocimiento y experiencia empírica. Hay muchas cosas detrás de esto que van un paso más allá que simplemente comprar o vender una propiedad inmobiliaria.

¿Qué es un asesor inmobiliario y en qué puede ayudarte?

Hombre preguntándose qué es un asesor inmobiliario

Un asesor inmobiliario es una persona experta y dedicada profesionalmente a la intermediación dentro del sector inmobiliario, la cuál será la encargada de gestionar todo el proceso de compraventa, alquiler, traspaso o permuta de propiedades de manera profesional y eficaz.

Ahora que ya conoces exactamente la definición de un asesor inmobiliario,  debes saber que esta figura, es también conocida como agente, consultor, corredor, gestor, broker o simplemente comercial inmobiliario.  Un asesor de la propiedad inmobiliaria será siempre una persona que actuará en su labor profesional ligada a un rol inmobiliario con tintes de intermediario. Esta figura estará perfectamente formada y dotada de un nivel de experiencia que le permita hacer mucho más que una simple captación inmobiliaria, por ejemplo. Pero entender las funciones y las tareas de un consultor inmobiliario nos ayudará a comprender la utilidad de esta carrera en este rubro de la economía.

Asesor inmobiliario asesorando a sus clientes.

La voz del asesor inmobiliario está llena de experiencia (y sabiduría)

Comprar una nueva propiedad es un proceso que transmite un aura mágico y de expectativas en la mente del futuro propietario. El asesor inmobiliario, puede adoptar posturas para crear un escenario ideal donde pueda existir una operación fructífera que deje satisfecha a ambas partes. Es por ello que las agencias inmobiliarias han comprendido la importancia de tener presencia en los mejores portales inmobiliarios con el fin de alcanzar una audiencia mucho mayor y también más segmentada.

Como consecuencia, el consultor inmobiliario se convirtió en una parte fundamental de estas agencias para proveer a sus clientes de una experiencia adecuada. Este profesional es un estratega militar en la guerra campal que el mercado inmobiliario a nivel global representa. Sabe exactamente cómo mover las piezas de forma tal que se beneficie él y su cliente (tú, en este caso). Sus habilidades envidiables han sido adquiridas a través de vivir ‘en sus propias carnes’ la guerra inmobiliaria, al mismo tiempo que son perfectamente complementadas con años de estudios teóricos.

Para, respira, escucha el siguiente podcast y ¡continuamos con el post¡

Estamos en una era donde lo digital es la norma. La mayoría del conocimiento que la raza humana ha cosechado a través de miles de años se puede encontrar en Internet con sólo un clic. Pero los consultores inmobiliarios siempre llevan sus prácticas y conocimientos mucho más allá de las herramientas disponibles, lo que los convierte en verdaderas máquinas a nuestra disposición de manera imparcial.

Y es aquí donde el panorama cambia: ya vender no es la prioridad número uno. Ahora todo se trata de asesorar, de guiar, de encontrar un balance para que todas las partes se beneficien. Esto no quiere decir que vender no sea importante para un asesor inmobiliario, simplemente se refiere a que «vender por vender» quedó en el pasado para él, ahora la necesidad de vender está guiada por satisfacer necesidades de forma idónea.

Escuchar al cliente, negociar los precios y alcanzar consensos son algunas de las tareas que este profesional debe llevar a cabo para cumplir con su labor correctamente. Esto no está hecho adrede: cada paso que un consultor inmobiliario da está previamente calculado con sumo cuidado para evitar derribar una delicada torre que ha venido siendo construida con muchísimo esfuerzo y cautela.

Una ayuda que se convierte en tutela profesional

Asesor inmobiliario ayudando a encontrar vivienda a matrimonio

El asesor inmobiliario entiende que en una sociedad tan conectada, los clientes quieren saber cada detalle de los procesos. Es tarea del consultor es indicar las mejores ubicaciones de una propiedad, gestionar las llamadas y el papeleo derivado de esto, hacer visitas constantes a posibles propiedades, generar contactos comerciales, finalizar el proceso de compra/venta y mucho, mucho más. Todo esto debe hacerlo basado en las necesidades específicas que tiene cada persona.

Por eso, para un asesor inmobiliario no existe el blanco ni el negro: es todo color gris. El mercado se mueve como una línea de matices grises que varían mucho dependiendo del ángulo desde el que se observe. Y es que así es todo en la vida, pero en el sector inmobiliario esto se nota más. Por eso muchas profesiones inmobiliarias requieren años de estudio y experiencia antes de poder alcanzar la excelencia deseada en cierta rama.

La labor de un asesor inmobiliario tiene una importancia invaluable en este mundo tan complicado. Contar con un aliado de esta talla nos ayudará a dejar de lado cualquier tipo de problemas que puedan presentarse. Adicionalmente, nos devolverá la ilusión tan grande de adquirir o vender una casa. Lo mejor de todo es saber que este profesional está en la misma línea que nosotros, moviendo las piezas en el tablero de ajedrez de cierta forma que podamos ganar todos al mismo tiempo.

Funciones de un asesor inmobiliario y sus tareas cotidianas

Asesor inmobiliario realizando funciones administrativas

Ahora que ya sabemos que es un agente de la propiedad inmobiliaria, cuáles son las virtudes que los hacen destacar en el desarrollo de sus funciones o qué habilidades requieren para conseguir sus objetivos, es cuando toca enumerar qué hace un agente inmobiliario en su día a día. Para ello te voy a dejar una lista de tareas y funciones de la que no debes desprenderte, en caso de que tú también te estés planteando desarrollar esta bonita profesión.

Tareas administrativas

Dentro del abanico de servicios de un asesor inmobiliario, se tienen en cuenta multitud de tareas que han de realizarse durante el ejercicio de cualquier proceso inmobiliario, ya bien sea durante la compra de un inmueble o simplemente para culminar un arrendamiento. A continuación vamos a ver aquellas tareas administrativas en una inmobiliaria que son, si o si, labor de un comercial inmobiliario:

  • Elaboración de contratos de arras y compra-venta
  • Confección de contratos de alquiler
  • Elaboración de inventarios de inmuebles
  • Conocer y saber interpretar legislaciones municipales
  • Publicación de propiedades en portales inmobiliarios
  • Aplicar técnicas de marketing inmobiliario (Redes sociales, vídeo tutoriales, optimización de fichas de inmuebles, etc.)
  • Gestión y cambios de titularidad de suministros (servicio post-venta)

Trámites burocráticos

Entre las funciones de un asesor inmobiliario, además cabe resaltar diversas tareas burocráticas que tendrán que realizar durante el ejercicio de sus funciones, tales como trámites ante el Registro de la propiedad como puede ser la solicitud de notas simples o la inscripción de fincas, solicitud de certificado de últimas voluntades para el caso de la tramitación de adjudicaciones de herencias, solicitud de Cirbe para el caso de necesitar información crediticia sobre una persona para la obtención de un préstamo hipotecario, comunicaciones entre la agencia inmobiliaria y la notaría donde se vaya a celebrar la escritura de compraventa, solicitud ante el Ministerio de Vivienda del pertinente certificado de precio máximo legal de venta o alquiler para el caso de propiedades sujetas a subvenciones (V.P.O. – Viviendas de Protección Oficial), o peticiones a organismos tales como juzgado para el caso de levantamiento de embargos para aquellas viviendas con anotaciones preventivas su nota registral, entre otros.

Funciones comerciales de un bróker inmobiliario

Entre las diversas actividades de una inmobiliaria, se encuentran en gran parte,  muchas que únicamente tienen la competencia y el deber de hacer de los asesores inmobiliarios, entre ellas podemos destacar las siguientes:

Como no podía ser de otro modo, ahora toca que te hable de la que quizá sea la labor más delicada que todo comercial inmobiliario ha de hacer si lo que persigue es cerrar la operación de venta de una propiedad, la negociación entre partes, la cual quiero desglosarte bien para que veas las diferentes facetas que hay.

Negociación con propietarios

Dentro de todas las gestiones de negociación inmobiliaria hay una que puede un claro  detonante que será la que marque el tiempo de duración de un inmueble en el mercado. Se trata de la negociación del precio del inmueble con el propietario a la hora de ponerlo a la venta.

Y es que, como es evidente, todo propietario lo que quiere es sacar el máximo dinero por su vivienda, pero como todo en esta vida tiene su justo precio y ahí es cuando debes ‘hacérselo ver’ sacando todas tus herramientas y argumentos que hagan que al final ponga un precio acorde al mercado, lo que supondrá tener una negociación bastante intensa.

Lo mismo ocurrirá cuando tengas que reunirte con propietarios para rebajar precio de un inmueble que se encuentre fuera de precio de mercado.

Negociación con compradores

Al igual que ocurre con los propietarios/vendedores, los compradores quieren justamente lo contrario que estos, comprar al mínimo precio para ahorrar así un dinerito que puedan destinar a otros quehaceres.

Este tipo de gestiones de negociación que un agente inmobiliario debe tener serán siempre imprescindibles para llevar a buen puerto la compra venta de una propiedad inmobiliaria.

Ahora que ya conoces cuál es la función de un asesor  inmobiliario, te invito a que descubras todos los requisitos para desarrollar esta bonita actividad profesional.

Requisitos para ser agente inmobiliario

Muchas personas se preguntan si para ser un agente de la propiedad inmobiliaria se necesita algún tipo de licencia u otro título que respalde el derecho a la profesión, y la respuesta es no.

A diferencia de los API (Agentes de la propiedad inmobiliaria), los requisitos para ser agente inmobiliario  y trabajar en una inmobiliaria son más bien mínimos. Aunque yo te recomiende que al menos hagas algún que otro curso de formación, que los hay y muy buenos, has de saber que simplemente con tener ciertos dotes de negociación, ser un poco ‘avispado’, conocer el sector, y sobre todo, y quizá para mi es la parte más importante, que es ‘tener don de gentes’, son suficientes los requisitos para ser asesor un  inmobiliario.

Conclusiones

Si eres de los que has llegado hasta aquí con la lectura de este post, quiero que sepas que para mí el haber sido asesor inmobiliario desde el año 1999 hasta finales de 2008, fue algo que hizo que convirtiera mi profesión en una devoción, ya que además de hacer lo que me gustaba, me reportaba una satisfacción emocional, económica y social que muchas personas quisieran y eso los agentes inmobiliarios deberían aprender a explotarlo.

Con esta conclusión a modo consejo, me despido de ti hasta el siguiente post, esperando que  hayas tomado nota de todo y que a partir de hoy mismo ‘te pongas las pilas’ y empieces tu camino, después de haber aprendido las principales funciones sobre cómo ser gestor un inmobiliario de éxito.

Contenido actualizado el 7 de junio de 2022.