Como es bien sabido, los contratos de arrendamientos de viviendas tienen – entre otras- una cláusula donde se estipula el plazo de duración para el arrendamiento del inmueble en la que se fija tanto la fecha de inicio como la fecha de finalización.

Llegada la fecha de finalización del período contractual, en el supuesto de que la parte arrendataria decidiera no pactar con la parte arrendadora la ampliación o prórroga del contrato de alquiler de la vivienda arrendada, lo que procede es dar comienzo al trámite pertinente para que de una forma amistosa se rescinda en todos los aspectos el contrato de arrendamiento del inmueble firmado por ambas partes al inicio del mismo. Para ello será necesario “echar mano” de la ley de arrendamientos urbanos. (consulta en este enlace la ley de arrendamientos urbanos en formato pdf)

En el supuesto de que seas tú -como agente inmobiliario- la persona encargada de realizar dicha labor, deberás seguir los siguientes pasos.

Comprobación del estado de la vivienda

Comprobación de la vivienda.

 

En todo contrato de alquiler de vivienda, se da por hecho que además de las típicas cláusulas que se estipulan en todo contrato de arrendamiento, se adjunte un documento anexo al mismo que recoja el inventario de la vivienda arrendada –tanto por escrito, como fotográfico- de todos los enseres que el propietario/a del inmueble deja en su vivienda y que la parte arrendataria (inquilino/a), declara recibir y aceptar el estado de los mismos, comprometiéndose además a devolver el inmueble y todos sus enseres, en el mismo estado de conservación en el que lo recibió. Por lo que el primer punto que como agente inmobiliario debes tener en cuenta para cumplir con todos los pasos a la hora de hacer un desistimiento de alquiler de una vivienda, es aportar el inventario para realizar una inspección ocular del inmueble y sus enseres.

Coteja los consumos pendientes de pago en compañías suministradoras

Revisión de consumos y facturas de la vivienda,

Otro de los pasos a seguir en todo el proceso para finalizar un contrato de alquiler es asegurarte de que el arrendatario que abandona la vivienda, tenga todos los suministros al corriente de pago, ya que de no ser así, será el propietario –en caso de que el contrato con las compañías suministradoras esté a su nombre- quién se tenga que hacer cargo de cada una de las facturas impagadas por consumos no pagados por el arrendatario.

Durante la visita al inmueble para realizar la inspección ocular del estado de la vivienda y sus enseres, aprovecharemos para coger la lectura de los contadores de luz, agua, gas, etc para de este modo, poder facilitarlas a las compañías correspondientes los consumos reales correspondientes por los servicios contratados, para que estas emitan las factura de liquidación correspondientes a los consumos a fecha del día que el inquilino abandona el inmueble en cuestión.

Métodos para asegurarnos la liquidación de dichas facturas

  • Acudir a las oficinas de las compañías suministradoras para que en persona, el arrendatario las abone, aportando el certificado de liquidación pertinente de cada una de ellas. (Recomiendo que se haga de esta forma).
  • Otra forma es mediante la retención por la cantidad adeudada de la fianza que en su día entregó el arrendatario a la parte arrendadora y que esta última se haga cargo del abono de las cantidades pendientes de pago. (Esto no es muy recomendable, además la fianza sirve para cubrir desperfectos en la vivienda y sus enseres, no para hacer pagos de deudas).

Entrega de llaves y posesión de la propiedad

Entrega de llaves y posesión de la propiedad.

Este es el último paso a llevar a cabo para finalizar un contrato de alquiler. Al igual que el contrato de arrendamiento, quedó en su día plasmado y debidamente rubricado por las partes implicadas (parte arrendadora y parte arrendataria), así mismo, será necesaria la preparación de un documento de desistimiento del contrato en el que deberá establecerse 3 puntos importantes:

En todo documento de desistimiento contractual del alquiler de un inmueble, será necesario que se exponga en el mismo que la parte arrendataria no sólo hace entrega de las llaves del inmueble, sino también la posesión del mismo. Esta última coletilla, podrá prevenirte de posibles problemas legales.

Valoración y aporte de presupuestos derivados por desperfectos

Valoración y aporte de presupuestos por actos vandálicos en vivienda de alquiler.

En el supuesto de que la parte arrendadora reciba de la arrendataria el inmueble arrendado con desperfectos generados por actos vandálicos en la vivienda o simplemente porque existan elementos en la misma que fueron recibidos por la parte arrendataria en buen estado y en el momento de la devolución de la posesión del inmueble se encuentren rotos, la parte arrendadora deberá aportar presupuestos de profesionales para la reparación de los mismos, brindándole a la parte arrendataria la oportunidad de que  sea esta la encargada de las reparaciones, o en su defecto quién asuma las facturas que emitan cada uno de los profesionales aportados por la parte arrendadora quienes se encarguen de ejecutar todas las tareas de reparación en la vivienda en cuestión.

Relación de facturas impagadas a empresas suministradoras de consumos

Relación de facturas por impagos a compañías de suministros.

En el supuesto de existir facturas pendientes de abono en compañías suministradoras, la parte arrendadora aportará todas las facturas y ofrecerá a la parte arrendataria a que se encargue del abono de las mismas con los métodos que te comentaba anteriormente.

Devolución de fianza

Devolución de la fianza del alquiler.

Si todos los puntos anteriores están claros, bien porque la parte arrendataria ha cumplido con todas sus obligaciones perfectamente expuestas en las cláusulas del contrato de alquiler. La parte arrendadora devolverá a la parte arrendataria la fianza que ésta entregó cuando firmó el contrato de alquiler para responder de las obligaciones del mismo.

Cabe recordar que una vez llegado al acuerdo en todos estos puntos estipulados en el documento que desiste un contrato de alquiler, cada una de las partes implicadas se quedará con una copia firmada.

Plantilla modelo desistimiento contrato de alquiler

Imprime o descarga en el siguiente enlace el modelo de carta de rescisión de contrato de alquiler que he considerado oportuno redactar exclusivamente para ti, de tal forma que no tengas que andar perdiendo el tiempo redactando el tuyo propio.

Conclusiones

Es evidente que todos queremos tener los mínimos problemas posibles con un arrendatario, antes, durante y a la finalización de todo contrato de arrendamiento, pero como dice el dicho “No todo el monte es orégano” y por eso es de vital importancia que cuidemos al máximo cada aspecto, cláusula y detalle, antes, durante y después en la relación contractual de arrendamiento, por lo que mi para concluir este artículo quiero lanzarte un consejo que siempre, o casi siempre se me ha dado bien – ¡ojo! que también hay otro dicho que dice que “las apariencias engañan” –  pero que muy pocas veces se me ha dado mal a la hora de alquiler un inmueble y es que lo primero que hagas antes de alquilar una vivienda es saber elegir un buen inquilino y sobre todo, tener una relación coordial con él en la medida que sea posible, además de dejar plasmado cualquier acción contractual con este, durante la vigencia del contrato o a la finalización del mismo.