Para tener éxito en el sector inmobiliario, es totalmente fundamental tener una buena relación agente-cliente. Si no hay química entre ambas partes, rara vez logres cerrar una venta o consigas la exclusividad de un inmueble. Para consolidar una buena sintonía con alguien que busca vender su casa o comprar una nueva vivienda, es necesario establecer un trato cordial y ante todo, que te vea como algo más que un mero comercial. En otras palabras, se debe ‘personalizar’ la negociación, pero hasta cierto punto. Hay algunos temas que se podrían considerar como importantes “tabús del sector inmobiliario” y que bajo ningún concepto, se deben tocar en una conversación con un cliente. Es triste tener que acotar los temas de los que hablar, pero créenos, más vale prevenir que curar.

Los grandes tabús del sector inmobiliario

Se trata de temas muy polarizados, y es que la gran mayoría de la población tiende a ofenderse cuando lo que se habla en torno a ellos, no comulga con sus ideas. Muchas personas se enrocan en su postura, y es imposible entrar en un diálogo cordial con ellos. Así que la mejor opción es evitar hablar de estos asuntos y de esta forma, evitaremos entrar en un campo de minas innecesariamente.

Fútbol, religión, política y toros: los grandes tabús del sector inmobiliario Clic para tuitear

Tabús del sector inmobiliario que deberías evitar

Fútbol

En el terreno futbolístico, España siempre va a estar dividida en dos. Aunque se juegue un Mundial o una Eurocopa, el binomio Barça-Madrid seguirá estando presente. Solo hay que ver los programas de información deportiva actuales y comprobar la hostilidad entre los contertulios en cualquier debate, en los que se han llegado a presenciar agresiones e insultos. Si el nivel de discusión es tan alto entre profesionales de la comunicación, imagínate la que se puede montar si a un cliente le sueltas algo que no coincide con sus ideas.

No te la juegues o te acabarán metiendo un gol en cualquier negociación. Clic para tuitear

Religión

Un asunto que se debe evitar a toda costa, debido a que la religión es un factor que puede estar estrechamente ligado a quien la profesa. En este caso, contamos con la suerte de que es un asunto fácilmente evitable, ya que sacar el tema de la religión en una conversación es bastante complicado. En otras palabras, no es de esos temas de los que se te ocurre hablar ni cuando estás con tus amigos. Así que normalidad ante todo y no te metas en un jardín innecesario.

Política

España vive una situación política bastante sensible y con varios frentes abiertos. Todo el mundo habla sobre la corrupción, sobre Cataluña, sobre el cambio de gobierno, y sabemos que es tentador, pero por favor, si abres la boca, que no sea para hablar de este tema. Somos un país muy plural y te expondrás a que tu cliente no coincida contigo ideológicamente. En otras palabras, adiós venta.

No te expongas a perder una venta por tus convicciones ideológicas.

Toros

Seguramente el tema más polarizado de la sociedad española. Toros sí, toros no; es casi imposible encontrar opiniones que no sean cara o cruz en este sentido. Incluso dos amigos de toda la vida pueden estar varios días sin hablarse si cada uno está en un bando y discuten por ello. Si ya algo tan elemental como la amistad es difícil de llevar cuando se habla de la tauromaquia, imagínate una negociación inmobiliaria.

Así que ‘torea’ este asunto y no dejes que entre en una conversación con tu cliente.

¿Crees que se podría añadir algún otro tema a esta lista? ¡Déjame un comentario!

 

¡Ya sabes! Podrás encontrar nuestros últimos consejos inmobiliarios aquí 😉