ÍNDICE DE CONTENIDOS
La publicidad y la mercadotecnia se han desarrollado a lo largo de 2 vertientes: una tradicional y otra heterodoxa. Esta última ha tenido mayor auge recientemente, debido a que el antiguo Marketing Electrónico que empleaba teléfonos de línea fija, la radio y la televisión analógica; el envío de SMS a los primeros móviles, y la distribución de contenidos en casetes, disquetes o CDs, dio paso al actual Marketing Digital. El también llamado Marketing 2.0, mercadotecnia en Internet, Mercadotecnia de Internet, Marketing Online o Cibermarketing, consiste en el empleo de estrategias de comercialización a través de medios digitales como ordenadores personales, teléfonos inteligentes, tabletas, Smart TV, o las consolas de videojuegos para abordar a los potenciales consumidores.

El Marketing Digital Inmobiliario

Sin embargo, no fue sino un poco antes de 2010 que comenzó a hablarse de un verdadero Marketing Digital Inmobiliario, pues varias empresas del sector empezaron a tener una presencia digital que no solamente se basaba en una página web de diseño novedoso o en publicaciones a través de las redes sociales, sino también en la aplicación de estrategias SEO (Search Engine Optimization) para que su contenido apareciera listado en los primeros lugares de cada búsqueda y de SEM (Search Engine Marketing) para que su publicidad apareciera inserta en motores de búsqueda y en páginas relacionadas a nuestra temática.

Marketing Digital Inmobiliario.

La Analítica Web también es muy importante, pues si bien muchas de las estrategias de comercialización en medios tradicionales se fundamentan en ciertos atributos del producto, el Marketing Digital se basa en el análisis del comportamiento del consumidor en línea para diseñar las estrategias de mercadotecnia y publicidad (Online Behavioral Advertising). Esto permite abordar segmentos de mercado muy específicos, tal y como puede apreciarse en las comunidades de propietarios a las cuales muchas inmobiliarias prestan servicios complementarios y mediante las que mantienen contacto con los clientes a los que han servido, e incluso les ofrecen servicios de mantenimiento. Y es que sin duda alguna, ahora el cliente toma sus propias decisiones apoyándose en sus redes de contacto o redes de confianza para conocer la reputación del producto o servicio, y construyendo su opinión en base a los criterios compartidos por amigos y familiares, lo cual puede ensalzar o arruinar el posicionamiento de nuestra empresa.

¿Y el coaching inmobiliario?

Siendo el coaching un proceso interactivo que consiste en acompañar, motivar y formar a una persona o un grupo para el cumplimiento de objetivos y metas, el Marketing Digital constituye una herramienta de realimentación para el coaching inmobiliario ya que no solo permite evaluar el desempeño de algún vendedor en base a la opinión expresada por sus clientes, sino que también facilita el fortalecer sus debilidades y brindarle le orientación que necesita para ser mejor. Además, al tratarse de un entorno que propicia un seguimiento más preciso de su retorno de inversión en comparación con otros canales tradicionales de marketing, favorece al vendedor que desee valorar el potencial de cada oferta de acuerdo al esfuerzo a realizar para cerrar el negocio.