Vivir en Andorra tiene muchas ventajas pero ¿es realmente barato?, ¿tanto como se cree? Si estás pensando en mudarte a este precioso país seguro que te interesa saber cómo se lleva el aspecto financiero del lugar y cuál es el coste de vida allí.

¿Cuánto cuesta vivir en Andorra? ¿Es barato o no?

Decir que vivir en Andorra es barato es una verdad sólo a medias; depende de cómo queramos vivir. Si bien, esto es algo que podemos decir de cualquier país, no parece una información que te vaya a sacar de dudas. Por eso, queremos contarte cuál es el coste de:

El alquiler

El alquiler es, quizás,  el aspecto que menos conviene si buscas un país barato en el que residir. Los alquileres son más caros por dos motivos: el interés como zona vacacional por temporadas y la poca cantidad de viviendas que hay actualmente para arrendar.

La compra de propiedades

Comprar un piso en Andorra te puede salir caro o barato, pues, como en España, hay de todo.

Por lo general, las propiedades de precio medio, accesibles para la mayoría son un poco más económicas, al igual que las viviendas de lujo. Las viviendas de bajo coste son las que menos ofrecen esta ventaja, teniendo de un precio similar al de nuestro país e incluso mayor.

Los suministros

Los suministros son considerablemente más económicos en el Principado.

  • El agua no tiene coste alguno, es decir, pagas 0 euros por el suministro.
  • En cuanto a la electricidad, el ahorro supera el 50% de una factura en España.
  • Telefonía e internet van un poco aparte, pues, aunque el servicio en sí es más barato que el mismo en nuestro país, sólo se ofertan gamas más altas; no existen los nuevos proveedores tipo Lowi, Más Móvil y el sin fin de nuevas compañías de bajo coste que tan bien se están recibiendo en nuestro país por lo que estás pagando quizás un poco menos que aquí pero por un servicio, en teoría, mejor.

Compras

La alimentación y el resto de compras tienen un coste ligeramente inferior al que vemos en España.

Además, se cuenta con la disponibilidad de productos franceses, algo que no hace más que darle valor al país y a su estilo y nivel de vida.

Donde menos se nota el cambio es si salimos fuera a tomar algo. Los precios en cafeterías, restaurantes y similares son prácticamente idénticos a los que tenemos aquí.

se nota la diferencia a la hora de comprar dispositivos tecnológicos y al poner gasolina, con unos precios entre un 10 y un 15% más económicos.

Impuestos

Los impuestos son bastante más justos que en nuestro país, encabezados por un IVA del 4% al que le sigue un reciente IRPF del 10% en el peor de los casos.

Conclusiones

Se podría decir que, en rasgos generales, sí, residir en Andorra sí es un poco más económico que vivir en España. Lo importante es, teniendo en cuenta lo anterior, hacer un balance para comprobar si a cada persona en particular le merece la pena, pues es posible que las inversiones y gastos sean tan altos que vivir en el país durante un tiempo demasiado breve pueda no ser rentable, aunque no es lo habitual.