ÍNDICE DE CONTENIDOS
El Banco Mundial e Inmobiliaria Vinte construyeron el desarrollo Real Granada en el municipio de Tecámac del Estado de México siendo acreedores a la aclamada certificación EDGE (Excellence In Design For Greater Efficiencies).

“La certificación EDGE ha sido implementada en más de 100 países en hoteles, plazas comerciales, oficinas, hospitales y en México, se trata del primer proyecto de vivienda vertical ubicado en el Estado de México”, destacó Tobías Contreras, Director de Sustentabilidad de Vinte.

Real Granada obtuvo esta certificación con la privada  denominada Cadiar, la cual está conformada por 180 viviendas verticales, que ofrecen soluciones sustentables como:

  • Ahorro de energía gracias a avanzadas tecnologías que permiten el aislamiento en techos, el uso de calentadores de agua de alta eficiencia energética, focos de bajo consumo, etc.
  • Reducción en el consumo de agua con la incorporación de regaderas ahorradoras, mezcladoras eficientes en cocina y baño, sanitarios de doble descarga, sistema de captación pluvial que permite la reutilización del líquido en el riego de áreas verdes o el lavado de trastes o ropa.
  • Optimización de materiales con el uso de sistemas de losas térmicas que favorecen la óptima temperatura del hogar.

¿Por qué son necesarias las viviendas sustentables en México?

Gracias a este tipo de tecnologías sustentables en cada una de las viviendas se estima la reducción de emisiones de CO2 de 2.7 toneladas al año  y un ahorro por familia de $163 pesos mensuales.

La construcción de Cadiar en Real Granada reitera el interés del empresario y arquitecto mexicano Sergio Leal Aguirre, director de Inmobiliaria Vinte, por contribuir de forma efectiva con el mejoramiento de la calidad de vida de las familias mexicanas a través de hogares sustentables que no dañen al medio ambiente.

Conclusiones

Si te has podido detener a ver el vídeo que he compartido donde visualmente se aprecian las carencias en determinadas zonas de México, estoy seguro de que no requiere el escribir ni una sola línea más al respecto, ya que es evidente que este tipo de viviendas en ocasiones pueden ser para muchos un verdadero lujo.

Las conclusiones que hoy saco al respecto de este artículo, son que como dice el dicho “no hay mal que por bien no venga”, ya que gracias a la iniciativa de personas como el empresario Mexicano Sergio Leal hoy en día existen muchísimas familias bajo el umbral de la pobreza y que no tienen recursos para adquirir una, que pueden decir bien alto que viven junto con sus hijos bajo un techo.